Cine

Loreak, pasaporte a los Oscar.

Hoy hemos conocido por fin la película que representará a España en los Oscar y la afortunada, como ya sabréis, ha sido Loreak. Otra de esas películas que han durado poco en la cartelera y casi ni hemos visto en muchos cines pero que esconden un encanto infinito. Mi apuesta era “Magical Girl”, los que me conocéis sabéis que me enamoré de ella, pero ya hablaré de esta más adelante y vamos con la ganadora que tendrá no sólo el honor de optar al Oscar si no que también será la primera película en euskera en competir por la famosa estatuilla.

Dirigida por Jon Garaño Y Jose Mari Goenaga y protagonizada por Nagore Aranburu, Itziar Ituño, Itziar Aizpuru y Josean Bengoetxea y nominada a varios premios de los que consiguió llevarse el premio Sant Jordi a mejor película española y el de mejor actriz de reparto para Itziar Aizpuru en los Premios Feroz.

Como he dicho antes, ha pasado desapercibida por las carteleras ( al menos en mi ciudad, supongo que en las grandes ciudades habrá aguantado algo más, por suerte) pero si no la habéis visto y tenéis la posibilidad de hacerlo…adelante!

Encontraréis una historia preciosa rodeada de flores. Tres mujeres y tres vidas que cambian como consecuencia de ese milagro de la naturaleza. Una de ellas, parece llevar una vida gris y todo cambia cuando una vez por semana alguien le manda un ramo de flores a su casa. Las otras dos pierden a alguien muy especial para ellas y cambia su vida cuando una persona anónima deja flores para homenajearle. Unas flores, tanto las de la primera como las de las últimas, que hacen brotar sentimientos que tenían enterrados y olvidados, para bien o para mal.

Estas tres mujeres son como un bosque después de un incendio, negro, gris,sin vida y sobretodo sin color, o como un terreno muerto a causa de una sequía por la falta de agua en meses. Hasta que de repente se ve una flor, un ramo en el caso de la película, y esta flor te recuerda que debajo de todo eso hay vida, hay sentimientos y que sólo necesitas que algo de a ese interruptor que desencadena todo; eso hacen las flores en esta historia. A una de ellas le alegran la vida, le recuerdan cosas que hacía mucho que no sentía y a las demás les descubre situaciones, sentimientos incluso que no sabían que existían, para bien o para mal en ambos casos.

Pero al fin y al cabo, son sólo flores. O no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s