Cine

Bajo la misma estrella

Adaptación cinematográfica de la novela de John Green dirigida por Josh Boone y protagonizada por Shailene Woodley, Ansel Elgort, Nat Wolff, laura Dern, Sam Trammell, Willem Dafoe.

Hazel es una chica con cáncer de pulmón que es obligada por sus padres y la doctora a acudir a un grupo de apoyo en el que conoce a Gus, un chico que ha superado un cáncer que le ha costado una pierna. En seguida ella le contagia su pasión por un libro que considera inacabado y juntos viajarán a Amsterdan a conocer a su autor y en busca de respuestas.

Trabajos así tienen un pequeño riesgo: superar o al menos intentar acercarse a la novela. Igual me equivoco, pero no hay crítico más duro que un espectador que ha leído el libro y después decide ver la película; ya vas con una idea de lo que te gustó y de lo que no, ya te has enamorado de ciertos pasajes que igual deciden no utilizar para la adaptación y tienes en mente a unos personajes que igual luego no tienen nada que ver con lo que te vas a encontrar en la pantalla, vamos que ya te has montado tu propia película mientras lo leías y puedes salir de la sala con un gran chasco, aunque el trabajo sea brillante.

No os voy a engañar, algo así me pasó a mí la primera vez que la vi. Me enamoré del libro, de la historia y de Gus. Gus. El mismo que me hizo apagar la pantalla. No exagero, os lo juro, la empecé a ver hasta que salió él y la quité. Y no es que el actor sea pésimo, es que ese no era mi Gus, ni se le acercaba, yo no me lo había imaginado así sino más bien todo lo contrario; el gran riesgo de leer un libro y ver la película después.

Ahora bien, hace poco decidí darle una segunda oportunidad, una vez superada esa decepción inicial al descubrir que el Gus que yo me había imaginado nada tenía que ver con el de la película y…bendito el momento en el que lo hice; me gustó casi tanto como el libro (incluso el “nuevo” Gus, porque Hazel ya me gustó la primera vez) y ya la he visto dos veces en poco más de una semana.

Y no me llaméis pastelona, la película no tiene nada que ver con eso, no es una historia de amor entre dos chicos con cáncer porque si veis sólo eso necesitáis verla de nuevo.

Es la historia de dos chicos con cáncer sí, pero que no trata sobre el cáncer. Son las ganas de vivir las que le dan el encanto tanto al libro como a la película, esa amistad que va más allá de los hospitales, las recaídas y las sesiones de quimio, esos días contados que se hacen eternos, es ver como por muy mal que esté uno siempre se hace el fuerte para ayudar al otro, la superación al querer subir unas escaleras cuando los pulmones no pueden ni subir un bordillo en un semáforo sólo por la imprescindible compañía del otro, y el valor de ocultar una terrible verdad por hacer feliz a alguien aunque sólo sea durante tres días y olvidar que no puede vivir así siempre.

Porque juntos tienen tres piernas y dos pulmones y medio pero más ganas de vivir que nadie, y se contagia. Cuando terminas de  ver la película o de leer el libro te entran ganas de cogerte la mochila y patear tu ciudad favorita, conocer a tu escritor preferido y asaltarle a preguntas pero sobretodo te enseñan que el tiempo  no sirve para nada, que no puedes alejar a alguien de tu lado  porque sólo vaya a estar ahí durante un tiempo limitado. Y es que hay películas o libros que te dejan indiferente, otros que te gustan pero nada más, y otros, como es el caso de esta que te engancha tanto que no pararías nunca de verla y te convertirías en Hazel y leerías el libro en bucle como hace ella con el que les lleva a Amterdam.

“Me has dado una eternidad en esos días contados.”

Dibujo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s